HABITARIA

Arquitectura y diseño de interior

Cuando conocimos al cliente, Juan Carlos Cuevas, llevaba 17 años trabajando en diferentes inmobiliarias dentro de la misma zona y 8 años dirigiendo una sucursal de una de las principales empresas del sector.

 

EL BRIEFING

Su manera de trabajar con los clientes es distinta a la que se suele asociar a este tipo de negocios, un trato muy cercano y amable que hace que lo conozcan en todo el barrio. Todo esto hizo que decidiera dejar la franquicia que poseía, porque no se sentía cómodo con los valores que representaba, y empezar su nueva marca. El diseño gráfico y naming para este nuevo proyecto fue diseñado por Carrasco Estudio.

Cuando empezamos con el desarrollo conceptual partimos de una serie de valores que venían asociados a la marca. De ahí extrajimos 3 palabras clave que reflejaban de forma sintetizada la esencia que tenía que tener el espacio.

 

CONCEPTO

Una de las premisas que nos comentó fue que “la oficina que tenían no les ayudaba a atender a sus clientes tal y como les gustaría”. Por eso, lo primero fue replantear la forma de trabajar, de atender al público y, en definitiva, definir cómo iba a funcionar el nuevo espacio.

Nuestro trabajo consistió en el desarrollo de la identidad espacial teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales: la funcionalidad y la experiencia de usuario.

La idea de habitar es el centro de todo lo que rodea a este proyecto. Entendemos que Habitaria no es sólo una inmobiliaria donde se venden viviendas, sino que va mucho más allá de eso, Habitaría es el medio para encontrar un Hogar. A partir de ahí desarrollamos todo el concepto buscando dar al espacio el aspecto de un hogar más que el de una oficina tradicional. Un hogar es cálido, cercano, agradable, humano y familiar.

 

 
 

Al estudiar los nuevos espacios de trabajo nos dimos cuenta de que se diferencian bastante de lo que era una oficina tradicional. Ahora estos espacios están dotados de zonas de concentración, de espacios de sociabilización y de zonas de relax. Cada uno de estos espacios fomenta un tipo de relación laboral, mejorando el ambiente tanto para el trabajador como para el cliente. Así los límites entre una casa y una oficina son cada vez más difusos.

 

IDENTIDAD ESPACIAL

Se parte de la reforma completa del local actual. Se opta por eliminar tabiquería y mantener solo una división entre el espacio principal y la sala de reuniones. Esta división se realiza en vidrio para conseguir amplitud y claridad. Una de las paredes, la que comparten las dos estancias principales, se panela en madera para aportar calidez y confort acústico al espacio. Se renueva también el pavimento, paredes, techos y escaparate.

El espacio se divide en cuatro zonas. Una recepción, donde los clientes pueden esperar a ser atendidos; una zona de oficina, donde trabajarán los empleados; una zona de atención al público, donde se harán las reuniones rápidas con clientes y las primeras tomas de contacto; y una sala de reuniones, donde tener más intimidad y hacer reuniones más multitudinarias.

Estas cuatro zonas son la base para poder hacer el proyecto flexible y escalable, y adaptarlo a nuevos locales en el caso de que la empresa se expanda.

Todo el mobiliario se ha elegido y diseñado teniendo en cuenta su alineación con los valores de la marca. Las zonas de atención y recepción recuerdan a las salas de estar de una casa, mientras que la sala de reuniones tiene más el carácter de un comedor, donde poder hablar y tomar decisiones con tranquilidad. En la zona de trabajo se ha optado por crear un ambiente mucho más neutro, utilizando el blanco como color base para todos sus elementos.

La presencia de la marca gráfica es la justa y necesaria ya que es mucho más importante la sensación que transmite el espacio en general que la presencia repetitiva de su logo o imagen gráfica. El hecho de darle mucha presencia al logotipo o pintarlo todo del color corporativo no serviría para comunicar los valores que se pretenden transmitir.

“En la fachada se ha buscado darle la apariencia de una casa a través de la reinterpretación de un zócalo tradicional.”

 

 

“Queremos que cuando entres en Habitaria te sientas como en casa.”

 

“El nuevo espacio cambia la manera de atender al público. Ahora los trabajadores se levantan de su mesa para recibir a los clientes y atenderlos con un trato más cercano y distendido en una zona que recuerda al salón de una casa.”